Carsharing. Qué es y cómo funciona.

¡Hazlo social!

Hace un par de semanas os dimos unos consejos para alquilar un coche, en el post de hoy os traemos otra forma de poder alquilar un vehículo por unas horas o incluso unos minutos cuando tengas una necesidad en momentos puntuales o periódicamente, se trata del sistema “Carsharing”.

Este tipo de alquiler consiste en que muchos usuarios pueden utilizar individualmente una gran flota colectiva de vehículos, esto supone un beneficio de los costes que puede llegar a tener un vehículo privado siempre que no se haga un uso muy intensivo. El hecho de que un mismo coche lo utilicen diferentes usuarios supone una reducción del número de vehículos necesarios para satisfacer una movilidad. El precio de este tipo de alquiler se desglosa y hace que el usuario sea consciente del coste real que supone desplazarse con un vehículo propio.

Podríamos decir que este sistema se posiciona entre el alquiler de un vehículo, en tener coche privado, en coger un taxi y el transporte público, el carsharing debe verse como una forma más para completar la oferta pública del transporte.

En función de la empresa de carsharing que escojas unas tendrán unas condiciones de contrato diferentes a otras, normalmente la reserva o alquiler del vehículo podrá realizarse a través de una app móvil, internet o una llamada telefónica.

Para empezar a disfrutar de este servicio, hay que seguir los siguientes pasos:

  • El usuario tiene que darse de alta en la empresa de carsharing.
  • Presentar su documentación correspondiente en vigor.
  • Aceptar las condiciones y las normas de uso de los vehículos.

Una vez hechos estos pasos ya se puede proceder a la reserva del vehículo, dependiendo de la tipología de carsharing, los vehículos se encontrarán en diferentes puntos o zonas ideadas para la flota o libremente en cualquier calle de la ciudad. Cuando estemos al lado del coche, la reserva se activa simplemente pasando la tarjeta electrónica por encima de un lector situado en el parabrisas del vehículo a través de la app móvil, permitiendo así la apertura de las puertas del vehículo. Una vez dentro del vehículo, hay que introducir una clave personal o pin para poder acceder a la llave y poder arrancar el vehículo.

Hay empresas que disponen de vehículos de gasolina o gasoil y otras optan por ofrecer vehículos eléctricos o híbridos, no tendrás que preocuparte por el combustible ni por el seguro ya que la empresa se hace cargo de todo ello y además constan con asistencia en carretera.


El pago se realizará por el uso del vehículo, ya sea por tiempo y/o kilometraje realizado, facturándose a final de mes. Son muchos los beneficios de este servicio ya que no se necesita pasar por ninguna oficina física para contratar el servicio, para recoger el coche o recoger las llaves del vehículo, de estas forma se ahorra tiempo y los costes asociados como por ejemplo impuestos, seguro, mantenimientos, aparcamiento.

Por tanto se trata de un servicio muy beneficioso para desplazarse por las grandes ciudades, no debe confundirse este servicio de alquiler con un alquiler tradicional ya que aunque se basen en un préstamo o alquiler la gran diferencia está en las tarifas, solo por un tiempo siendo lo normal días.

Author: Buscador de Talleres

Encuentra el #taller que necesitas para tu coche, consulta su web, pide cita o presupuesto, localiza ofertas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos en la red!